Con cierta frecuencia suelen aparecer grupos musicales que cuentan con el respaldo de alguna de las grandes multinacionales de la comunicación, lease Disney, lease Sony, lease lo que se quiera, sin embargo, esto no .

Esta historia se remonta a la década de 1960, año 1966, la juventud estadounidense se encuentra inmersa en un proceso de cambios, comienza el despertar juvenil: Woodstock, las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam o el auge de las drogas son temas que comienzan a preocupar a las mentes bien pensantes. Sin olvidar, por supuesto, a la invasión de música que viene del otro lado del Atlántico, un ejército comandado por cuatro generales: John, Paul, Ringo y George.

000bc3a2-800
¿Es una serie de un grupo? ¿Es un grupo hecho serie? FOTO vía RTE

 

En una tarde soleada de Nueva York a un grupo de ejecutivos se les ocurrió la brillante idea de crear una serie de televisión sobre una banda de rock, que a su vez provocara toda una industria de productos creativos desde discos hasta libros o camisetas, un plan que se aprovechaba de la moda impuesta por el cuarteto de Liverpool tras su película A Hard Day’s Night.

Para la serie que llevaría el nombre de The Monkees se realizó un casting con más de 500 participantes que aspiraban a únicamente cuatro plazas, todo ello cordinado bajo la atenta mirada de los productores Bob Rafaelson y Bert Schhneider, dos personas que ya tenían cierto pasado en este rollo de las industrias creativas, al final únicamente fueron cuatro los seleccionados: Davy Jones, Micky Dolenz, Peter Tork y Michael Nesmith.

the_monkees_tv_series
Cabecera de la serie. Foto: Wikimedia Commons

El 12 de Septiembre de 1966 debutó en la NBC la serie con sus cuatro protagonistas, en una especie de sit com sobre una banda de rock que trataba de hacerse un nombre en la industria del rock and roll, a partir de ese momento fue cuando comenzó toda la historia de un cuarteto peculiar.

Desde el principio los haters tuvieron todas facilidades del mundo para demeritar la obra de este grupo de chicos, un argumento muy común era el de asegurar que los integrantes no escribían sus canciones, no tocaban los instrumentos y ni siquiera cantaban en los discos, sino que había todo un equipo de guionistas, músicos profesionales y dobladores que creaban los sonidos, un argumento cultural que incluso apareció en un episodio de Los Simpson, la serie que ha dicho todo.

 

El argumento es una verdad a medias, en efecto, durante su primera etapa, los chicos no escribían sus canciones, al contrario, gracias a ser un producto de la televisión contaron el apoyo de compositores de primerísimo nivel como Neil Diamond y Carole King quienes lograron crear letras más cercanas al público juvenil al que se dirigía la serie, algo que ayudó a aumentar toda la maquinaria comercial que se desató según podemos leer en ABC

se puso en marcha una gigantesca maquinaria de merchandising que no se había visto hasta entonces: guitarras de juguete, fiambreras, juegos de mesa y hasta modelos personalizados del Pontiac que el grupo conducía en la tele

bdace012a6a5a54fa99fd3a6bf0166a2

Así es, hasta un coche alusivo al grupo se puso en circulación, se trataba de una versión modificada del Pontiac GTO conocida como Monkeemobile. Foto: Pinterest.

Durante el primer año la aventura funcionó muy bien para todos, con unos chicos que comenzaban a hacer suyo a un grupo que no era de su pertenencia pero que sin embargo lograban hacerlo funcionar debido a un interés genuino por la música y la diversión, no obstante, el crecimiento de la banda fue lo que empezó a provocar las primeras disensiones entre actores y productores.

Rebelión en el estudio

the-monkees-tv-guide-1967-379x560
Cuando salir en TV Guía era la consagración. Foto: Idolator

A mediados de la primera temporada los Monkees comenzaron a tomar conciencia del potencial de su producto y por lo tanto empezaron a hacer peticiones hacia los directivos desde tener una mayor implicación en la producción musical hasta lograr componer y grabar ellos mismos, logrando finalmente la caída de Don Kirshner, quien fue el artífice del éxito.

La independencia musical trajo consigo un cambio de fórmula que llevó a un grupo más maduro y con una mejor selección de las composiciones, sin embargo, esto fue el principio del fin de la popularidad del programa, de ser una inocente historia de una band boy se pasó a un programa donde las tendencias psicodélicas y liberales de la época permitieron la participación de gente como Frank Zappa en la serie, sin embargo, se perdió la esencia y al público original, un fracaso que es resumido en series para gourmets con el siguiente párrafo.

Como suele ocurrir en estos casos al abandonar la formula del éxito, ni las nuevas canciones ni las nuevas tramas, interesaron a sus fans, que empezaron a desertar en masa, lo que llevo a la cancelación de la serie en apenas su segunda temporada, como consecuencia de la caída vertiginosa de las audiencias porque no nos engañemos, talento no era precisamente lo que tenían los cuatro componentes iniciales.

Un grupo que en un principio había sido fabricado por una cadena de televisión para llegar a un público joven había pasado a convertirse en uno más de la variedad de grupos que en esa época pululaban en los Estados Unidos, formados por juventudes que trataban de cambiar el mundo con la música, un idealismo que sin embargo no era aceptado por el público mayoritario.

Tan inocente era la idea original que incluso Los Monkees llegaron a ser la canción número uno en países como México, en 1968, un año que pasó a la historia por los Juegos Olímpicos y la Masacre de Tlatelolco.

Fue evidente que el apoyo de una de las networks más importantes de Estados Unidos y la industria musical permitió que el grupo contara con una producción muy intensa en cuatro años, entre 1966 y 1970 se lanzaron nada menos que nueve trabajos de estudio y un recopilatorio. Después de 1970 hubo un borrón, el grupo desapareció de la escena durante un largo tiempo.

Fue hasta agosto de 1987 cuando los Monkees volvieron a los escenarios con el lanzamiento de Pool It!, en 1996 llegaría Justus y por último en mayo de 2016 salió a la venta Good Times!

the-monkees-good-times
Cincuenta años después, por los buenos tiempos. Foto vía: The Independent

Good Times! fue lanzado el 27 de mayo de 2016, sin embargo únicamente contó con la participación de tres miembros del grupo, debido al fallecimiento de Davy Jones en febrero de 2012. Contó con 13 canciones en su versión física y 15 en digital, fue bien recibido por la gran mayoría de los críticos y se colocó como uno de los mejores 50 discos del año según la revista Mojo.

Pocos son los grupos que pueden llegar a los 50 años de actividad, en este caso se trata incluso de una banda redimida que pasó de ser un producto televisivo a un grupo respetado y con independencia, lo mismo que lo llevó a caer en 1970 fue lo que los mantiene en el imaginario ahora, además hay que añadir que la serie televisiva fue una de las favoritas de la sindicación (reposición de series en otros canales) en la década de 1980.

p01bqv89
Los grupos de dibujos, otra consecuencia de la Revolución Monkee. Foto vía BBC

Como anécdota, tras su rompimiento con Los Monkees, Don Kirshner decidió volver a la carga con un grupo de música, se trataba de The Archies, sin embargo, en este caso se trataba de una banda que en realidad únicamente existía en dibujos animados, un producto que en teoría no se puede rebelar contra sus creadores, hasta el momento.

Sugar, Sugar o el pop más azucarado que una Cuba Libre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s