ALERTA: en el texto hay algunos spoilers ligeros que revelan algunas cuestiones de la serie, proceda con precaución.

Pese al rechazo e incluso odio que generan en las redes sociales, es cierto que los ricos siguen siendo un producto muy atractivo, siempre existen quienes quieren imitar su estilo de vida o simplemente siguen sus andanzas con el único objetivo de esperar que suceda alguna desgracia y estos terminen mal. Por lo que los millonarios como producto siguen funcionando tan bien como el primer día, aunque claro está, en ocasiones es necesario realizar algunos añadidos para que las tramas funcionen adecuadamente.

The White Lotus es una comedia dramática de HBO que fue estrenada el 11 de julio de 2021 como una mini serie de seis capítulos que buscaba retratar la manera en la cual se presentan las relaciones entre empleados y huéspedes de un hotel localizado en la Polinesia, lo que podría traducirse en primera instancia como un lugar paradisiaco, amable y cálido en el cual todos son felices: ya sea por vivir unas vacaciones de ensueño o por desvivirse en el servicio de los clientes con la idea de que se recibirán buenas propinas, sin embargo, no todo lo que reluce es oro.

Desde los primeros minutos del primer capítulo se sabe que alguien morirá durante la serie, por lo que este suceso marca un poco los eventos que suceden durante toda la historia, sin embargo, el crimen y el misterio no son tan importantes en una narrativa que buscará explotar otro tipo de elementos, especialmente aquellos que tienen que ver con la relación que se desarrolla en cualquier tipo de resort vacacional o incluso en los cruceros, como se pudo leer en Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer de David Foster Wallace.

En cuanto los huéspedes arriban al hotel se pueden observar los tipos de conflictos que se desarrollarán a lo largo de la estancia de varias semanas, desde Shane (Jake Lacy), el hijo mimado que no está contento porque no le entregaron la suite que le habían prometido y cuya esposa Rachel (Alexandra Daddario) no está muy feliz con su actitud; los Mossbacher la familia que viaja para tratar de reencontrarse aunque su visita incluya a la «mejor amiga» de su hija; o Tanya (Jennifer Coolidge) la mujer sola que se encuentra en ese lugar tratando de cumplir una promesa hecha a su difunta madre. Todos ellos comienzan a convivir con el personal del hotel, quienes son encabezados por Armond (Murray Bartlett), quien en su función como gerente del lugar trata de hacer que todo funcione brindando su mejor sonrisa, aunque en ocasiones los huéspedes no sean merecedores de esa amabilidad.

Entre más avanza la historia se van complicando más relaciones entre los huéspedes y los empleados del hotel: Armond comienza a tener un conflicto potente con Shane debido a la actitud de este último respecto al hotel; los Mossbacher sufren los problemas de la relación familiar que ya lleva estancada durante muchos años, en la cual los padres se encuentran en sus propios asuntos mientras los hijos han desarrollado una cierta independencia ayudada por la tecnología y sus artefactos; mientras que Tanya comienza a desarrollar una relación amistosa con una empleada del hotel a la cual busca ayudar a mejorar su vida.

Sin embargo todas las buenas intenciones o conflictos se ven superados por una idea esencial que se ha convertido en uno de los ejes rectores de la sociedad, «el dinero lo puede todo», mientras tengas capital podrás lograr todo lo que te propongas y nadie se interpondrá en tu camino, ya que debes recordar que si no puedes hacerlo directamente siempre tendrás un contacto que hará que las cosas se te faciliten, los empleados y los pobres están ahí para tu servicio, eso es lo que ellos deben de entender, tú mandas. Aunque claro está, siempre existirán aquellas personas que se salen del camino y tratan de lavar sus culpas y su falsa responsabilidad, ayudando a quienes son desfavorecidos sin importar que eso pueda significar consecuencias peores para todos, como se puede ver en uno de los capítulos.

Sin embargo, no debemos olvidar que los ricos no son los únicos protagonistas de esta serie, los empleados también acaban mal, de un Armond amable, servicial y sonriente se pasa a un personaje desquiciado, que debe recurrir a las drogas, al alcohol y al sexo para tratar de salir adelante; tenemos a otro empleado que termina por delinquir convencido por otro personaje de que no es malo mientras se haga con el objetivo de buscar justicia social o a la ya mencionada previamente que fue engañada por una huésped.

Se puede decir que The White Lotus funciona porque toma muy en serio su papel de ser un retrato de la sociedad, en el cual existe una mayor carga hacía la sátira de los ricos por encima de cualquier otro elemento, cuántas veces no hemos visto en algunos lugares como las personas con más capacidad económica tratan de utilizar su ventaja para obtener varios beneficios adicionales o simplemente para evitar cualquier procedimiento que el resto de los mortales debe hacer de cualquier manera. En un lugar como lo es un resort vacacional en un sitio que podría ser considerado como el paraíso este tipo de actitudes y comportamientos se multiplican y por lo tanto brindan un mejor espacio para mostrarlos en pantalla.

Y es que la actitud de los huéspedes muchas veces raya en el cinismo total y absoluto, como sucede en un momento en el cual se menciona que los hombres heterosexuales blancos son un sector que se está viendo discriminado en los últimos tiempos o el aprovecharse de las ilusiones de aquellos empleados necesitados para finalmente encontrar a una persona más adecuada a sus propios intereses y por lo tanto dejar atrás a quien recibió la ilusión. Por otro lado, se puede decir que los jóvenes de la serie tratan de verse como aquellos idealistas que buscan romper con su herencia ya que ellos son diferentes, ellos no son como sus padres, aunque finalmente se termina por demostrar que son casi iguales.

Si bien, The White Lotus había sido pensada como una miniserie de seis capítulos, la semana pasada se supo que HBO dio luz verde a la realización de una segunda temporada, un movimiento que ya se había visto en otras producciones de la cadena, se sabe que algunos de los personajes ya no regresarán y que se buscará ambientar la historia en otro lugar diferente, sin embargo, se sabe que los ricos y sus excesos son un tema que nunca deja de dar material, por lo que puede ser que la siguiente tanda de capítulos supere a los seis primeros, por qué a fin de cuentas queremos ser como los ricos aunque no nos guste su actitud.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s