El ninismo, vivir sin trabajar, el hedonismo, el placer, la vida sin preocupaciones, son asuntos que cada vez se ven como algo más alejado para la gran mayoría de las personas, muchos creen que están condenados a tener un estilo de vida que los obligará a despertarse a las 6 de la mañana, laborar de 9 a 5 y dedicar tres horas de regreso a su casa, una forma bastante monótona de dejar que pasen los días, sin embargo, usted no tiene porque convertirse en alguien así.

Usted vive en el mundo del Internet, si no sabe a lo que me refiero, usted está leyendo esto gracias a ese invento de los militares estadounidenses, unas mentes que se desvivieron creando métodos de defensa contra los comunistas, para que muchos años después nosotros los utilicemos para escribir este tipo de tonterías, creyendo que así nos podremos ganar la vida, porque, aunque cuesta venderlo, esto también es un trabajo, y mucho más digno que ser experto en memes.

¿Tiene usted una computadora?, la duda ofende, yo se que sí, pues puede usarla para algo más que ver pornografía o descargar series, con una herramienta conocida como procesador de textos, usted puede escribir cualquier tontería, si le toma cariño y la desarrolla puede convertirse en una novela; grabe videos haciendo el tonto ante la webcam; componga canciones; haga dibujos; o húndase en la miseria jugando videojuegos, que ahora es un deporte, todo esto sin moverse de su puto cuarto.

hbo-girls-hannah1
Sí, está trabajando. FOTO: HBO

Ya, hablando seriamente, este hecho es otro de los múltiples frentes de la batalla entre los millennials y la generación X, mientras unos no conciben la vida sin este tipo de innovaciones, otros consideran que se trata de meros aparatos que únicamente sirven para hacer bulto, y que idiotizan a la juventud, la cual deja que el mundo se pierda por no desatender su WhatsApp.

Cada vez es más habitual que alguien diga que trabaja en un libro, en un guión, en un blog, en una serie de televisión o en un podcast, no, no se trata de invenciones para sentirse importante, bueno sí, pero no siempre, a veces únicamente se trata de gente que hace el gilipollas frente a la pantalla, y que no tiene ni idea de como vender lo que hace, o simplemente no crea nada.

Llevamos por lo menos 10 años escuchando sobre las bondades de la Web 2.0, la cual en un principio iba a poner la información a disposición de todos, desde el puberto en búsqueda de tareas hasta el periodista que investiga los jardines de un político creyendo que hará el nuevo Watergate, sin embargo, muchas de esas cosas de la Web 2.0 nos han dejado puras porquerías infectas las cuales no tienen la menor calidad, pero venden, y lo hacen bastante bien.

Muchos de esos inventos han creado toda una generación de personas que creen (creemos) que desde una computadora podemos vivir con comodidad, no creo que mientan totalmente, pero es necesario tener en cuenta algunos matices, por ejemplo, si toma esto como un trabajo tiene que tener la misma disciplina y estilo de vida que si fuera un oficinista, incluidas las pausas para comer o hacerse tonto.

Sin embargo, llevar un blog, escribir una serie o crear un podcast son tareas que necesitan un trabajo de investigación y lectura previo al resultado final, que sí, aunque no lo crean, esta cosa tuvo un poco de formación previa antes de decidir si valía la pena escribirse o no, por ejemplo, les puedo decir que las industrias creativas como esta página representan el 3% del Producto Interno Bruto de todo el mundo, chim pun, puede que usted se encuentre moviendo al mundo aunque en realidad esté pensando en cómo trollear a un político.

blogging-336375_1280
Nadie se ve así cuando es nini-creativo, pero queda bien la foto.

Así que querido lector o lectora, si usted se siente que no hace nada en el mundo, que es un fracasado o que no tiene futuro en esta vida, puede buscar refugio dentro del maravilloso mundo de las industrias creativas, puede que siga siendo la misma persona que es hoy, pero por lo menos ya tiene un referente moral para no sentirse tan inútil, de cierta manera yo puedo testificar que funciona un poco.

Además, mediante el maravilloso mundo de las industrias creativas puedes justificar que pasas horas viendo series con el argumento de que estás buscando inspiración para crear tus propias obras, el mundo es esto, así funcionan las cosas, recuerde que las ideas son la mercancía más valiosa para el capitalismo del siglo XXI.

Bueno, la verdad es que casi siempre es una mentira, pero por lo menos para el auto-engaño y la ilusión sirven de maravilla, nada pierde con hacer la lucha, igual y le pega al gordo y termina por convertirse en la sensación mediática, no tengo ni idea de lo que planee hacer.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s